Tendinitis, Tratamiento, Dietética

¿Qué es la Tendinitis?

Los músculos se insertan a los huesos por medio de los tendones.

 
Los tendones son tejido fibroso que unen los músculos a los huesos y permiten el movimiento de las articulaciones. Están formados por fibras flexibles unidas y que constan de un recubrimiento externo.
En medicina china se conocen con el nombre de Jin y también comprende a los ligamentos, cartílagos y los tejidos conjuntivos fibrosos que rodean las articulaciones. Todos estos tejidos se desarrollan a partir del mesodermo.
 Se llama tendinitis a la inflamación, irritación o hinchazón de un tendón que generalmente se encuentra próximo a una articulación. Cuando la envoltura del tendón o las propias fibras internas se ven afectadas por una tensión inadecuada y repetitiva durante un periodo prolongado en el tiempo, se produce una inflamación que va acompañada de dolor moderado.
La medicina china también considera las alteraciones patológicas de estos tejidos por causa de de factores patógenos externos como el viento, el frío o la humedad.
 Aunque en apariencia son menos graves que la luxación y la fractura, de las lesiones de los tendones se derivan cambios patológicos complejos en los tejidos. Los tendones y las bolsas sinoviales no son visibles a los rayos X, por lo tanto las radiografías, solo servirán para descartar calcificaciones, fisuras o roturas óseas. La degeneración del tendón se denomina tendinosis.
 Entre las alteraciones de los tendones más frecuentes se incluyen las siguientes

Epicondilitis: Enfermedad producida por la tensión continua sobre los músculos y los tendones extensores del antebrazo, o la flexión forzada de la muñeca puede dañar los tendones que se insertan en el codo. (Codo de tenista)
 Tendinitis del manguito de los rotadores del hombro: Patología de los hombros que se caracteriza por la inflamación de la cápsula del hombro y de los tendones relacionados.
Tenosinovitis de DeQuervain: Es el tipo mas frecuente de tenosinovitis, que consiste en la inflamación de la vaina tendinosa de los tendones del pulgar.
 Dedo en resorte: Tenosinovitis en la que la vaina del tendón se inflama y se engrosa, impidiendo así que la persona puede extender o flexionar sin dificultad el dedo afectado, El dedo o el pulgar pueden bloquearse o "dispararse" repentinamente.
 Tendinitis Aquílea: Irritación del tendón de Aquiles (el tendón que conecta los músculos de la pantorrilla al talón).
 Peritendinitis: Los tendones están recubiertos por una cubierta delgada y lisa. Esta cubierta se llama peritendón y cuando se inflama produce una peritendinitis.
 Tendinitis del ratón de ordenador: Tendinitis causada por el uso del ratón del ordenador.
 • Bursitis: Es la inflamación o irritación de una bolsa sinovial, que son pequeñas bolsas situadas entre el hueso y otras estructuras móviles como los músculos, la piel o los tendones y facilitan un desplazamiento suave de estas estructuras.

SINTOMAS
 
Los síntomas de una tendinitis y bursitis son dolor e inflamación, el dolor generalmente aumenta con el movimiento o al intentar estirar la zona. En algunos casos se puede presentar cierta rigidez e hinchazón en la zona afectada.
 
Otro de los síntomas de la tendinitis es que suele producir intenso dolor por la noche.
 
Los síntomas de tendinitis pueden ser confundidos con los de esguinces e incluso con los de fisuras en el hueso. Pueden ser recurrentes y a diferencia de la artritis, no causan deformidad.
 
¿Cuáles son las causas?
 
Sus causas son diversas, aunque casi siempre aparecen asociados a factores mecánicos como un uso reiterado o abusivo del tendón, a una lesión traumática y a la pérdida de elasticidad debido a la edad.
 
 Practicar desproporcionadamente un deporte, soportar un trabajo físico excesivo o un desgaste crónico, pueden ser el origen de esta inflamación. Al mismo tiempo iniciar una actividad física después de un periodo de sedentarismo, si no se realiza de forma gradual y con un programa establecido llevará con más facilidad a sufrir el problema.
 
Golpes y lesiones importantes, o aunque sean de poca entidad pero que se repitan frecuentemente, dañan al tendón; Incluso infecciones en la zona y las enfermedades reumáticas pueden ser causa de una tendinitis.
 
También pueden influir factores exógenos como el viento, el frío y la humedad, que suele agravar las lesiones de los tendones. Incluso factores internos como estancamiento del Qi y de la sangre, la deficiencia u obstrucción de la sangre o calor interno pueden ser la causa.
 
Casi todos los tendones del cuerpo pueden sufrir esta inflamación. Sin embargo solamente afecta a una parte del cuerpo a la vez. La tendinitis se localiza con mayor frecuencia en hombros, codos y rodillas, pero suele ser habitual también en los talones, caderas y muñecas.
Tratamiento
 
El principio del tratamiento será el de restaurar la circulación normal de la zona, reduciendo el hinchazón, estimulando la circulación y disminuyendo el enrojecimiento y el calor producido por la inflamación.
Restaurar el flujo del Qi y de la sangre para reducir el dolor y permitir que el tejido recupere su movilidad
De forma sencilla se puede decir que el mecanismo de acción de la acupuntura se basa en la estimulación por medio de agujas de los receptores sensitivos que se encuentran en la piel, estos receptores al ser estimulados, enviarían a través de la médula espinal un mensaje eléctrico que alcanzaría el cerebro.

 En el cerebro se produce entonces un aumento de la liberación de substancias como las endorfinas que mitigarían el dolor.

Se trata pues de estimular la liberación natural de substancias en el cuerpo, en lugar de suministrar substancias ajenas al organismo con efectos secundarios importantes.
 
A través de las agujas deberemos también dispersar el exceso energético que se produce en cualquier proceso inflamatorio y doloroso, llamado “síndrome Bi”,

Para ello utilizaremos puntos de los Meridianos de la zona concreta, así como los puntos locales pertinentes (puntos Ashi), a los cuales también podemos aplicar moxibustión.
 
Completando el tratamiento con puntos del Bazo Páncreas (6BP), del Estomago (36E) y de la Vesícula Biliar (34VB) por tener relación directa estos dos meridianos con los músculos y con los ligamentos y tendones respectivamente, para promover su regeneración. 

Sería conveniente proceder a la inmovilización temporal, aunque en este punto hay que tener en cuenta que un movimiento moderado, favorece la circulación y por lo tanto ayudaría a bajar la inflamación, del área afectada y la aplicación de calor húmedo, por eso también aplicaremos masaje suave a la musculatura implicada para mitigar posibles contracturas contraproducentes.
Remedios caseros para la Tendinitis

1. Un remedio natural para la tendinitis consiste en la aplicación inmediata de hielo en la zona para disminuir la inflamación, pero no más de diez minutos. Aunque la aplicación de hielo es aconsejable para desinflamar inicialmente, aumenta el estancamiento del Qi, la sangre y los fluidos y provoca la contracción de los músculos y tendones; por lo tanto a la larga los efectos secundarios retrasan el proceso de recuperación y aumentan las posibilidades de recidivas.
Después de este primer periodo, funcionan muy bien las compresas húmedas y calientes, sin llegar a quemar, se puede mojar en infusiones de manzanilla.
2. Otro remedio casero para la tendinitis: En un recipiente con agua lo más caliente que se pueda soportar sin quemarse se agrega un puñado de sal gruesa y un vaso de vinagre, se sumerge la zona afectada por aproximadamente 20 minutos, puede repetirse 3 veces al día. Si la lesión está en un hombro se pueden aplicar compresas.
3. También podemos quitar la corteza a hojas de la planta Aloe vera, licuarlas y aplicar sobre la zona afectada cubriendo con un vendaje.
4. Un remedio muy eficaz para la tendinitis consiste en poner sobre la zona arcilla en consistencia un poco más espesa que la del chocolate desecho, se le puede añadir sal y calentarla, retirar la arcilla con una espátula antes de que se seque.
5. Si hubo desgarro, lo mejor seria aplicar paños de Consuelda (lastima que sea una de las plantas prohibidas y ya no se pueden encontrar en las herboristerías), no obstante aun se puede encontrar una pomada hecha a base de esta planta de la casa Weleda pedir: Symphytum officinalis de uso externo, y algunos artesanos elaboran cremas con la misma planta.

Consejos dietéticos

Una alimentación rica en vegetales y legumbres y el consumo de alimentos que contengan magnesio y silicio fortalecerán, con seguridad, músculos y tendones. Contienen magnesio en alto grado las ensaladas y los frutos secos.
 El silicio lo encontramos en abundancia en la ortiga, los cereales y aguas minerales.
La piña es un alimento altamente recomendado para pacientes que sufren de tendinitis. Posee una sustancia llamada Bromelina que tiene propiedades desinflamatorias y diuréticas y es aconsejada en casos de retención de líquidos.
El plátano es muy aconsejable por su alto contenido en potasio y magnesio, para prevenir las contracturas musculares.


 
El Alimento es la Energía que nutre tu cuerpo, le moldea y le sostiene.
 
 

Comentarios

  1. Gran post ya que llevo unos días con un tratamiento de tendinitis y quiero mejorar lo máximo posible, gracias!

    ResponderEliminar

Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

Alivio de la ciática con Acupuntura y Auriculoterapia

Glandula Timo nexo entre cuerpo y mente

Dolores de Rodilla, Acupuntura y Masaje